Lego es una de las compañías de juguetes más populares en el mundo por sus peculiares bloques que permiten construir diferentes figuras desde cero y de manera muy sencilla.

El Halcón Milenario, Central Perk de Friends, el Castillo de Hogwarts o la casa de Los Simpson son solo algunos ejemplos de lo que se puede construir con Legos.

Pero los bloques dieron un paso más allá de la cultura popular y se volvieron en figuras capaces de construir una casa habitable para cualquier persona y no solo personajes ficticios.

La empresa belga Gablok utilizó el mismo principio de Lego para fabricar bloques de madera y grafito que pesan menos de 10 kilogramos y se ensamblan para construir una casa.

Gablok registró la patente de los bloques reales en 2018 y los lanzó al mercado en 2019; sin embargo, se popularizaron en las últimas semanas porque diferentes medios de comunicación europeos hablaron sobre el invento.

La misma empresa también comparte videos de los ensambles de casas que sirven como instructivo para quienes compran los bloques.

El modelo básico de las casas de Gablok consiste en tres habitaciones, dos cuartos de estar; como sala y comedor; y una cochera.

Sin embargo, con ayuda de los expertos, se pueden construir diferentes diseños de viviendas de acuerdo a los gustos y presupuestos de los clientes.

Solo hay ocho tipo de bloques para hacer la base de la casa, como vigas o plataformas de suelo, las cuales forman una base sólida que no necesita secado, pues son figuras prefabricadas hechas para ensamblar.

Los bloques miden 30, 60 o 90 centímetros y pesan menos de 10 kilogramos, lo cual los convierte en un objeto fácil de trasladar, elevar y ensamblar.

El piso no requiere de una cobertura de cemento, pues los bloques son suficientemente resistentes para aguantar hasta 250 kilogramos por metros cuadrado.

Una vez que se montan los bloques, se debe construir el techo y detallar la fachada de la casa con diferentes materiales a elegir. Todo el proceso dura seis días.

Además de ser viviendas fáciles de construir, todos los materiales son amigables con el medio ambiente, pues su fabricación genera pocos residuos que, además, son reciclables.

«Además de la naturaleza innovadora y revolucionaria de nuestro concepto de casa de madera en forma de kit, nos comprometemos a integrar nuestro proceso en un enfoque social y eco-responsable», explican en su página oficial.

Por el momento, se trata de un proyecto disponible en Bélgica, así como algunos países de Europa y África, pero la viralización de las construcciones ha cautivado a todos los amantes de Lego.

¿Te gustaría tener una casa hecha de Legos?

Artículos recomendados

Animate a comentar esta entrada!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.