Se trata de un deporte en el que participan dos equipos de cuatro jugadores montados a caballo y cuyo objetivo es golpear una pelota de madera con un mazo o taco para marcar goles en la portería contraria. En el siguiente artículo te contaremos mucho más sobre el polo.

Historia del polo

El polo es un deporte bastante antiguo, ya que los primeros vestigios de su práctica se remontan a hace unos dos mil años, en Asia Central. Los nómadas jugaban un deporte llamado chovgan; el objetivo era mantener en forma a los caballos y entrenar a los soldados y jinetes.

Posteriormente, en lo que es hoy Irán (antigua Persia), pasó a ser un deporte asociado a la realeza y la nobleza, ya que solo los de clase alta lo practicaban. El coste de mantener a los caballos era elevado —eso se mantiene hasta hoy— y solo los adinerados contaban con caballería entre sus posesiones.

El juego se formalizó y extendió hacia el Tíbet y allí cambió de nombre. La palabra ‘pulu’ en idioma tibetano quiere decir ‘pelota’. Esta disciplina siguió con su connotación aristrocrática en países como China e India.

Es en este último país, India, donde los occidentales toman conocimiento del polo. Los británicos aprendieron a jugarlo no solo con caballos, sino también con elefantes, otra variable. A fines del siglo XIX se difundió el deporte en Europa y en otras latitudes, como por ejemplo Argentina, Australia y Estados Unidos.

En la actualidad el polo se practica en casi 80 países; desde 1987, se lleva a cabo cada cuatro años el campeonato mundial. Un dato interesante: la mitad de los polistas (jugadores) del mundo se concentran en Argentina, el país con más mundiales en su haber.

Términos específicos de la disciplina

Cuando hablamos de polo aparecen algunas palabras ‘extrañas’ que casi no se usan en los demás deportes. Una de ellas es hándicap, que estima el número de goles que un jugador vale para su equipo.

Indudablemente, el polo es uno de los deportes más caros.

Por ejemplo, tener 10 de hándicap es el número máximo; en este caso, en un partido ese equipo podría llegar a marcar 40 goles (ya que son cuatro jugadores por equipo).

En los mundiales hay un máximo de 14 de hándicap por equipo y de 5 por jugador. Esto se definió así para nivelar el gran poderío que tiene Argentina, el máximo exponente del polo a nivel internacional.

Otra palabra que se utiliza en este deporte es el chukker, que serían los tiempos de juego. Un partido se divide en seis chukkers de siete minutos cada uno, con un intervalo de tres minutos entre cada uno y un descanso de 15 minutos al terminar el tercero. Cada juego tiene una duración aproximada de hora y media.

Para ser un experto en polo, en vez de pelota, tienes que decir ‘bocha’; del mismo modo, en lugar de hablar de caballos, deberás referirte a los animales como ‘ponies’.

Equipamiento y golpes en el polo

Cada uno de los jugadores del equipo tiene que contar con un equipamiento especial durante el juego. Un casco, botas de montar, rodilleras, guantes, coderas y anteojos protectores forman parte de su ‘uniforme’ básico.

Argentina es el país donde más se practica este deporte.

Además, cada jugador lleva una fusta para controlar al caballo y un taco de madera o grafito de 120 centímetros de largo, con el cual le pega a la bocha.

En lo que se refiere a los golpes básicos del polo, la técnica radica en levantarse ligeramente de la silla de montar, afirmar las piernas en los estribos y ejercer equilibrio con las rodillas. A partir de esa postura, se puede golpear la bocha de diferentes maneras: hacia adelante, de revés, hacia atrás desde el lado derecho del caballo (back) o del lado izquierdo (backhander).

Por supuesto que, a lo largo de la historia de este deporte, varios polistas han realizado golpes ‘especiales’. Tal es el caso de Juan Carlos Harriott, un polista argentino considerado el mejor de la historia, quien en una ocasión realizó un golpe backhander entre las patas del caballo.

Si quieres aprender más sobre polo, puedes presenciar o mirar por televisión un campeonato mundial. Si vives o tienen la oportunidad de viajar a Argentina, puedes disfrutar del mejor polo del mundo en el Abierto Argentino, que se disputa cada diciembre.

Artículos recomendados

Animate a comentar esta entrada!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.