El orgasmo femenino tiene algunas características propias que lo diferencian del masculino. Además, al no estar siempre presente la eyaculación, para muchos hombres es difícil adivinar cuando su pareja ha experimentado un orgasmo. Más que una respuesta localizada en la pelvis, es una respuesta total del organismo. Además, sabemos que en ellas la imaginación está muy directamente relacionada con el placer, y es que el cerebro tiene mucho que ver en el orgasmo femenino.

En el momento del orgasmo, el cuerpo de la mujer proporciona algunas pistas al amante más experto pues en esos minutos se suceden una serie de contracciones en el útero y el esfínter. Además, conviene recordar que, en contra de lo que mucha gente piensa, toda mujer tiene la capacidad física de experimentar orgasmos.

Sin embargo, no ha sido hasta hace unos pocos años que la neurociencia ha arrojado un poco de luz a los secretos del dormitorio.

Analizando el flujo sanguíneo cerebral

¿Qué sucede en el cerebro de una mujer cuando está experimentando un orgasmo? La Universidad de Groningen, en los Países Bajos, ha realizado varios experimentos que han profundizado en las claves de este proceso. Gracias a la técnica de tomografía por emisión de positrones han analizado el flujo sanguíneo cerebral de un grupo de mujeres mientras alcanzaba el orgasmo, comprobando que se producía un descenso en el flujo sanguíneo del área orbitofrontal lateral del lado izquierdo del cerebro. Curiosamente, este patrón no se observó cuando se pedía a las participantes que fingiesen un orgasmo, lo que asociaría este momento con el comportamiento desinhibido al llegar al climax.

Pero, ¿son iguales los orgasmos de ellos y ellas a nivel cerebral?

Un trabajo posterior realizado por el mismo grupo de investigadores encontró que, aunque hay un patrón similar en la respuesta del cerebro de hombres y mujeres, también parece haber diferencias. En la mujer se observó una alta activación de la ínsula, un área relacionada, entre otras cosas, con el procesamiento de sensaciones corporales y de la empatía, y que se ha asociado con la calidad de los orgasmos femeninos. En el hombre el área diferencial de mayor activación fue la sustancia gris periacueductal, una zona relacionada con el control de la actividad sexual y que, según los autores, podría explicar la liberación de dopamina tras el orgasmo masculino.

¿Para qué sirve el orgasmo femenino?

En los hombres, está bien claro que el orgasmo tiene una función reproductora, ya que la eyaculación es necesaria para introducir el esperma en la vagina femenina. En las mujeres, sin embargo, la relación no está tan clara, pues es posible quedarse embarazada sin necesidad de experimentar un orgasmo.

Un estudio publicado en la Journal of Molecular and Developmental Evolution sí que apuntaba, sin embargo, a que el orgasmo femenino podría tener también una relación con la reproducción. Según los autores, en algunas especies de mamíferos que ovulan solo después de la cópula, las hormonas de los orgasmos serían precisamente las encargadas de inducir esa producción de óvulos.

Artículos recomendados

Animate a comentar esta entrada!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.