¿Viajar en un tren que flota? A partir de 2027 será posible: Maglev, que pretende convertirse en el tren bala más rápido del mundo, será capaz de alcanzar los 603 kilómetros por hora sin tocar el suelo.

El tren incluirá dieciséis vagones con capacidad para mil pasajeros y atravesará la ciudad bajo tierra en el 80% de su trayecto total (286 kilómetros).

All About Japan's Maglev Bullet Train: The Levitating High Speed Train Set  to Cut Travel Times in Half | tsunagu Japan

Aunque Japón ya podía presumir de tener un extenso sistema de trenes de última generación, los Shinkansen, con Maglev han querido dar un paso más allá.

Los trenes de levitación magnética comenzaron a ser desarrollados por la Central Japan Railway Company y el Railway Technical Research Institute en 1970.

¿Cómo funcionan? Como bien indica su nombre -maglev es resultado de la unión de las palabras ‘magnético’ y ‘levitación’-, su levitación es resultado de la repulsión magnética entre los vagones y la vía.

De esta forma, cuando el tren está parado, descansa sobre sus ruedas de goma; y cuando se dispone a iniciar el movimiento, avanza lentamente sobre las ruedas, permitiendo así que los imanes que están debajo del vehículo interactúen con los de las vías.

Una vez ha alcanza los 150 kilómetros por hora, la fuerza magnética es lo suficientemente fuerte como para levantar el tren 100 milímetros del suelo, eliminando la fricción y dando paso a velocidades cada vez más altas.

Japanese Maglev Train: World's Fastest Bullet Train - JRailPass

Hasta abril de 2015, ningún vehículo ferroviario había logrado alcanzar los 603 kilómetros por hora; sin embargo, Maglev logró batir el récord. Esta cifra supera a los trenes Maglev que operan actualmente en Shanghái, que han registrado una velocidad máxima de 500 kilómetros por hora.

En cuanto a la ruta que hará Maglev en Japón, se prevé que en 2027 sea el nexo entre Tokio y Nagoya, realizando paradas en las estaciones de Shinagawa, Sagamihara, Kōfu, Iida y Nakatsugawa.

Esto supondría que el viaje tuviera una duración de tan sólo cuarenta minutos, un trayecto más corto que si se volara entre las dos ciudades o, por supuesto, si se optara por el viaje de hora y media de la actual línea Tōkaidō Shinkansen, disponible con el Japan Rail Pass.

Aunque el objetivo original del proyecto era crear un tren que pudiera cubrir la ruta de Tokio a Osaka en menos de una hora, esto no se logrará hasta que la línea se extienda de Nagoya a Osaka, un plan que se estima que se materializará en 2045.

Por último, cabe destacar que a pesar de que Maglev ha logrado conseguir los actuales récords mundiales, tendrá sus competidores: el primer ministro japonés, Shinzō Abe, ha propuesto vender esta tecnología pionera a Estados Unidos para construir una línea de las mismas características entre Nueva York y Washington.

Artículos recomendados

Animate a comentar esta entrada!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.