Allá por los 70, Disney World tenía una atracción sobre la película “20.000 leguas de viaje submarino” que fue estrenada unos 20 años antes. Lamentablemente, en 1994, aquella popular atracción cerró. Sin embargo, gracias a un YouTuber que se dedica a mantener viva la historia de grandes atracciones clásicas, puedes subirte a aquella atracción, ya sea en realidad virtual, o mediante un video interactivo de YouTube.

El canal de YouTube Defunctland nació en 2017 y suele cubrir la historia de clásicos de las atracciones que, a menudo, ya han cerrado sus puertas. En 2017, el creador de Defunctland, Kevin Perjurer, también dio con una ambiciosa idea: un parque temático virtual interactivo que incluiría atracciones que ya habían cerrado hace tiempo. La cosa sonaba genial, pero a medida que pasaban los años, no parecía haber mucho progreso, y yo (al igual que muchos otros) asumí que el proyecto habría muerto.

Lo bueno de todo es que me había equivocado. A principios de esta semana, Defunctland lanzó su versión virtual de la atracción de 20.000 leguas de viaje submarino, que se estrenó por primera vez en 1971 en el parque de Disney World Orlando.

Para todos aquellos que no tengáis un casco de realidad virtual, podéis visitar la atracción como si fuese un juego de exploración en primera persona. Y si no te apetece descargar y ejecutar el juego, puedes probar con la versión en 360° de YouTube, así que no tienes excusas para no disfrutar de la atracción.

La visita virtual incluye audios reales de la atracción y es absolutamente maravillosa. Nunca tuve la oportunidad de montarme en la atracción de 20.000 leguas de viaje submarino, pero después de pasarme 20 minutos jugando con Defunctland VR, ahora me siento como si lo hubiese hecho.

La idea es que cada vez se sumen más atracciones a este parque digital con el paso del tiempo. Y si las futuras atracciones están tan bien hechas como ésta, me costará esperar hasta que llegue la siguiente.

Artículos recomendados

Animate a comentar esta entrada!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.