Foxconn (TW:2354) podría sufrir un «gran» impacto en la producción y en los envíos a sus clientes, incluido Apple (NASDAQ:AAPL), si la paralización de una fábrica china debido al brote del coronavirus se prolonga a una segunda semana, dijo una persona con conocimiento directo del asunto.

Foxconn, con sede en Taiwán, que fabrica teléfonos inteligentes para Apple y otras marcas, ha detenido «casi toda» su producción en China después de que las empresas recibieran la orden de cerrar hasta al menos el 10 de febrero, informó la fuente, la cual añadió que prolongar la interrupción podría cortar los envíos a clientes como Apple.

La empresa, el mayor fabricante de electrónica por contrato del mundo, no atendió de inmediato a una solicitud de comentarios por parte de Reuters, mientras que Apple declinó hacerlo.

La fuente dijo a Reuters el lunes que Foxconn ha visto hasta ahora un «impacto bastante pequeño» del brote, ya que estaba usando fábricas en otros países como Vietnam, India y México para compensar la parada, agregando que la compañía podrá compensar la demora si las fábricas trabajan horas extras tras la paralización.

Sin embargo, una interrupción más allá del 10 de febrero podría frenar los envíos de Foxconn, dijo la fuente, lo que destaca la preocupación por los centros de producción en la provincia sureña de Cantón y la ciudad de Zhengzhou en la provincia de Henan, donde están las plantas clave de iPhone.

«Lo que nos preocupa son los retrasos por otra semana e incluso otro mes. El impacto sería grande», dijo la fuente. «Definitivamente, tendrá un impacto en la línea de producción de Apple».

Por otro lado las acciones de APPLE siguen subiendo en el transcurso del día.

(Información adicional de Josh Horwitz y Brenda Goh en Shanghái, y de David Kirton desde Shenzhen; Editado en español por Javier López de Lérida y Darío Fernández)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.