El minino pasó varias semanas esperando por ser adoptado en el centro de acogida Animal Care and Control de San Francisco, luego que sus anteriores propietarios lo entregaran al refugio al no poder quedarse con él.

Tal como contó una de las voluntarias, Deb Cambell, al sitio cat lover Love Meow, el gato constantemente pedía atención. “Cuando alguien venía a visitar el lugar, se levantaba y se apoyaba en la puerta como para rogarle que lo llevara a casa”, asegura.

Así se mantuvo por un largo tiempo hasta que Rachel se encontró con una de sus fotos en el Instagram del lugar. “Cuando vi sus ojos saltones, me enamoré e inmediatamente me contacté con el refugio ese día. Tuve que mover reuniones y compromisos para poder visitarlo”, contó al portal.

Como solía hacer con otros visitantes, Belarus se acurrucó a Rachel cuando la conoció y ella decidió adoptarlo. Cuando se lo llevó a casa, se percató que era mucho más que un gato cariñoso: la seguía a todos lados.

“Me sigue por todas partes, especialmente en el baño por la mañana. Se instaló de manera bastante asombrosa”, expresó y aseguró que la espera afuera de la ducha cada vez que se baña.

Además de ser un excelente guardián, Belarus demostró ser muy juguetón. “Le encanta jugar y tener toda la atención”, dijo. Fue justamente esta personalidad lo que lo convirtió en una estrella de Instagram.

Actualmente Rachel sube a diario fotos del felino (a la fecha a subido 252 fotos) y reflexiona como un animal tan especial como él pudo pasar tanto tiempo sin encontrar una familia, según explicó el medio animalista.

Revisa aquí algunas fotos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí