Pero, ¿es posible hacer tortilla de patatas en menos de 10 minutos con un resultado increíble? La respuesta es sí, además esta receta es más sencilla que la tradicional y, aunque el sabor no es el mismo, ¡te encantará!

¿Cuál es el secreto de esta receta de tortilla de patatas en 10 minutos? A ver, lo que más tiempo nos ocupa cuando preparamos una tortilla tradicional es lavar, pelar, picar y freír las patatas. Por eso, esta receta de tortilla de patatas en 10 minutos destaca por lo fácil que resulta de hacer, y apenas perderá un ápice de autenticidad si la comparamos con la de toda la vida.

El truco está en sustituir las patatas crudas por unas que ya estén procesadas. Sí, nos referimos a las patatas fritas de bolsa. Pero debemos asegurarnos de que son patatas de calidad, y mejor probarlas primero para ver si son muy saladas. Si no lo haces, corres el riesgo de que la tortilla de patatas quede demasiado salada y esté incomible. Si tienes curiosidad por saber cómo hacer esta receta de tortilla de patatas en 10 minutos, sigue leyendo.

Antes de pasar con los ingredientes, debes saber que lo más importante para elaborar esta receta es que las patatas fritas de bolsa sean de la mejor calidad posible. Para comprobarlo, observa en la bolsa los valores nutricionales para ver si tienen demasiada sal o grasa, y asegúrate de que estén elaboradas con aceite de oliva.

La calidad de los huevos también es muy importante. Si en alguna ocasión has probado los huevos de gallina casera, seguro que sabes a lo que nos referimos. Estos huevos tienen la yema más consistente, con un color más intenso y, sobre todo, un sabor natural.

Ingredientes para 2 personas:

  • 100 gramos de patatas fritas de bolsa
  • 4 huevos
  • Aceite de oliva virgen extra

1. En primer lugar, para lograr que no se note demasiado que son patatas fritas de bolsa en lugar de frescas, es fundamental picar muy bien las patatas. Deben quedar como si las hubiésemos partido en crudo. Para hacerlo evitando ponerlo todo perdido, lo ideal es que no las saques de la bolsa.

2. Hemos indicado 100 gramos de patatas, pero si te gusta la tortilla más esponjosa puedes añadir solo 80 gramos. Cierra la bolsa después de abrirla para sacar el aire de dentro y pasa un rodillo o una botella de cristal por encima para triturarlas. Puedes cerrar la bolsa con una goma o una pinza. Cuando hayas repetido un par de veces este proceso, comprueba si están en su punto o tienes que repetir una vez más. Reserva las patatas en un bol.

3. Recuerda que no debes añadir nada de sal a esta receta de tortilla de patatas en 10 minutos.

4. Una vez que tengas las patatas picadas, casca los huevos en otro bol y bátelos. Si te gusta la tortilla jugosa, remueve sin batir en exceso. En cambio, si prefieres una tortilla de patatas más esponjosa, bate bien con un tenedor o unas varillas manuales para que el huevo se blanquee y salga espuma.

5. Cuando los huevos estén en su punto, vierte sobre ellos las patatas fritas troceadas y mezcla bien para que quede una mezcla uniforme. Mientras tanto, ponemos a calentar una sartén del tamaño que quieras la tortilla a fuego medio con una cucharada de aceite de oliva.

6. Una vez que el aceite esté caliente, vierte la mezcla del huevo con las patatas y cocina del mismo modo que si fuera una tortilla tradicional. Intenta que los bordes queden bonitos, y asegúrate de que hay más huevo que patatas para que la tortilla no se rompa al darle la vuelta.

Artículos recomendados

Animate a comentar esta entrada!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.