El café es una bebida maravillosa. Ayuda a quemar grasas, nos mantiene despiertos y además está bien bueno. Pero, ¿sabías que sus posos también pueden servir para eliminar los malos olores de casa?

17 formas de reutilizar los posos de café

Si dejas secando los posos del café en un recipiente cerca de una fuente de malos olores, estos desaparecerán progresivamente. Puedes colocarlos cerca de tu cubo de basura, dentro de la nevera o incluso al lado de la última vomitona que ha dejado tu mascota en la alfombra. Puedes hasta improvisar una pequeña bolsita para probar este truco dentro del coche. 

En Crazy Coffee Crave han explicado cuál es la parte de ciencia que está detrás de este curioso truco casero:

El café es rico en cafeína, que a su vez contiene nitrógeno. El nitrógeno aumenta la capacidad del carbono para absorber azufre, un olor que a menudo encontramos asqueroso e irrespirable.

Investigan las propiedades antimicrobianas de los posos del café para  calzado -

Ahora tienes un nuevo uso que darle a todos esos posos gastados de café, y si todavía tienes material de sobra puedes utilizarlo para exfoliarte o para hacer compost.

Artículos recomendados

Animate a comentar esta entrada!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.