Es en serio cuando te digo que hacer este Cheesecake de Mango es súper simple. No necesitas ni de la batidora, si tienes una licuadora o procesador en casa, eso es más que suficiente.

Lo que más me gustó de hacer este cheesecake, es que a pesar de que es muy simple y fácil de hacer, con muy poco esfuerzo logré que quedara un postre súper bonito y elegante. En serio, lo más difícil de hacerlo es esperar a que se ponga firme.

Aquí te doy un resumen de los pasos que vas a seguir:

  1. Licuar los ingredientes de la costra y combinar con la mantequilla. Poner en el molde y reservar.
  2. Diluir la grenetina en agua y después calentarla a baño María.
  3. Licuar la grenetina con todos los ingredientes del relleno.
  4. Vaciar en el molde y refrigerar.
  5. La decoración es simplemente la costra acomodada bonito con cubitos de mango fresco o solo mango como prefieras y ¡voilà!

A que es súper fácil, ¿verdad?

¿QUÉ TIPO DE MANGO USAR?

Básicamente, puedes usar cualquier tipo de mango, mientras esté maduro y sepas que tiene un sabor dulce y no amargo, eso es más que suficiente.

Es por eso que en la receta te doy la medida del mango en tazas, con el mango cortado en cubitos. Porque si te digo 2 mangos y yo uso del petacón pero tú sólo consigues Antaúlfo, es difícil saber cuánta pulpa más obtendrías del petacón.

Si no consigues mango fresco donde vives puedes usar mango en almíbar, sólo asegúrate de escurrir muy bien el almíbar y secar la pulpa un poco con una servilleta de tela limpia o una servitoalla.

TIPS PARA LOGRAR UN CHEESECAKE PERFECTO

Una de las características más importantes de este cheesecake, o de cualquier cheesecake en realidad, es que tenga una textura suave pero firme y una apariencia perfectamente lisa.

Pero, ¿cómo logramos esto?

En los cheesecakes horneados, basta con usar un molde desmontable a parte de seguir otros pasos, claro. Pero con los cheesecakes sin horno es un poco diferente.

Para lograr que tu cheesecake quede perfectamente liso en las orillas además de usar un molde desmontable vas a usar una o dos hojas de acetato. Estas hojas de acetato las vas a colocar en las orillas del molde y esto te ayudará a que quede perfectamente liso a la hora de desmoldar.

¡Funciona como magia!

Si no tienes acetato, igual lo puedes hacer usando papel para hornear, pero te advierto que la humedad del cheesecake hará que el papel se «arrugue» un poco y esas marcas se verán en tu cheesecake una vez que lo desmoldes.

Pero esto te lo menciono para que no dejes que el acetato te detenga si no lo tienes a la mano, porque nunca es bueno quedarse con el antojo 😅

EQUIPO NECESARIO PARA HACER ESTE CHEESECAKE DE MANGO

Como te menciono arriba, puedes hacer este Cheesecake de Mango con cosas que ya tengas en casa, y de todo lo que te sugeriré aquí, quizá lo único realmente indispensable será la licuadora y el molde desmontable. Sin embargo, cualquier cosa que te recomiendo, aquí o en otras recetas, son para hacerte la vida más práctica y a la hora de ponerte a cocinar 😊

• Taza medidoras de líquidos

• Licuadora 

• Molde desmontable

• Hoja o tira de acetato

• Cazuela pequeña (para el baño María)

De verdad que no vas a encontrar otra manera más fácil de hacer Cheesecake. ¡Hasta puedes experimentar con otros sabores usando tus frutas favoritas!

Artículos recomendados

Animate a comentar esta entrada!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.