Expertos detallaron por qué hay que evitar el consumo de avena arrollada en ciertas recetas.

Cabe destacar que la avena, es un cereal muy completo y equilibrado. En ese sentido tiene carbohidratos, fibra, aporta proteínas, grasa y minerales. Según explican los especialistas aporta magnesio, cobre, hierro, zinc y vitamina B1, así como pequeñas dosis de calcio, ácido fólico y otras vitaminas del grupo B. También es muy rica en manganeso. Además no aporta muchas calorías.

Muchos eligen utilizarla arrollada tostada, en galletitas, con yogourt, incluso para rebozar milanesas, entre otros. Sin embargo no es lo más recomendable.

El consumo de avena arrollada cruda o tostada puede generar inflamaciones, afecciones digestivas, gases, alergias, colon irritable y demás patologías. Según expresan los expertos eso se debe a la ingesta de de inhibidores enzimáticos, ácido fítico y lectinas que no han sido transformadas adecuadamente.

Por otra parte puede generar deficiencia de minerales como el hierro, zinc, calcio, magnesio y fósforo. Eso ocurre por el ácido fítico, abundante qué es abundante en este tipo de cereal cuando está arrollado cruda o tostado. Lo que sucede es que se pega a estos minerales impidiendo que el sistema digestivo los absorba.

La clave está entonces en cocinarla para evitar todos los efectos negativos que produce en el cuerpo, a largo plazo, no hacerlo.

Artículos recomendados

Animate a comentar esta entrada!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.