Si su aspecto distintivo no es lo suficientemente impresionante, su altura y envergadura ciertamente lo son. La águila arpía (Harpia harpyja) es una poderosa ave rapaz que puede alcanzar más de un  metro de altura y pesar hasta nueve kilogramos, de acuerdo con National Geographic.

Es el águila más grande del Hemisferio Occidental y del Hemisferio Austral, y la única especie del género Harpia. Su hábitat es el bosque lluvioso. No se reconocen subespecies.

Además, el águila arpía es el ave nacional de Panamá y la especie símbolo de la diversidad biológica de Ecuador. También es el ave de la fuerza aérea colombiana.

Geografía

el águila arpía se encuentra principalmente en América del Sur, en países como Brasil, Ecuador, Guyana, Surinam, Guayana Francesa, Colombia, Venezuela, Bolivia, Paraguay, Perú y el noreste de Argentina. La especie también se encuentra en áreas de México y América Central, aunque las poblaciones son mucho más pequeñas.

Aspecto

Su tamaño increíble y su apariencia única han convertido al águila arpía en una figura bastante popular en Internet, donde la gente se maravilla de su tamaño. 

En términos de apariencia, sus plumas negras, grises y blancas son idénticas tanto en machos como en hembras, con las plumas levantadas en su cabeza que le dan al pájaro una expresión burlona. 

Si el aspecto gótico del águila arpía no era lo suficientemente temible, toma nota de sus poderosas garras. Las garras traseras son en realidad más grandes que las garras de un oso pardo y miden 12 centímetros de largo. 

De hecho, ningún otra águila tiene garras tan grandes. Con tal poder, no debería sorprendernos que el águila arpía esté en la cima de su cadena alimentaria.

Águila arpía
Foto: Barry b. doyle-Getty

Águila arpía: alimentación

¿Qué comen las águilas arpías? Sus presas favoritas son los mamíferos arborícolas como varias especies de monos, perezosos, coatíes, etc. También se alimenta de aves y reptiles, como las iguanas verdes, serpientes, etc.

Raramente se elevan largas distancias. Al preservar su energía, tienen fuerza más que suficiente para recoger animales pequeños que pesan hasta siete kilos. 

Cazadores silenciosos, no vocalizan mucho, estas águilas se sientan durante horas en una percha, esperando a que pase una comida. Capaces de volar hasta 80 kilómetros por hora, no es problema para ellos luego descender y arrebatarles la comida.

Estado de conservación y amenazas

Lamentablemente, la especie está en riesgo debido a una mayor pérdida de hábitat debido al desarrollo, la tala y la agricultura. Actualmente está catalogado como Casi Amenazado por la UICN.

Como las águilas arpías son monógamas y crían solo un aguilucho cada dos años, incluso un ligero descenso en el número puede dificultar la recuperación de la población. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.