Pocos sabían que los restos de esta infusión pueden reciclarse y ser muy útil para la vida diaria. 

Los restos del café son una muy buena opción para eliminar esos olores desagradables que no se pueden quitar de la casa o del lugar que fuere.

Por un lado, la heladera es un lugar, que por la comida, puede oler mal. Por eso poner los restos de la infusión en un vaso y ponerlo dentro de la heladera. Así, absorberá los malos olores y dejará un leve aroma a café.

También podés poner el grano ya usado en una media vieja y dejarlo en el auto o tu casa. Además, para terminar con los olores que emanan los desagües es ideal. Es muy fácil, solo tenes que calentar agua como para cinco tazas de café y hervirlo. Verter 1/2 taza de resto de la bebida por la cañería y después el agua.

Por último, Es muy efectivo para quitar olores de las manos. Si esto sucede, frotar el resto usado de esta bebida por toda la mano y enjuagar con agua tibia. También, lo podes usar cuando te duches aplicándolo sobre el cuerpo y conseguirás un tono de piel dorado.

Artículos recomendados

Animate a comentar esta entrada!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.