Origen histórico

Las damas de compañía o escorts, tienen un doble origen. Ambos pueden ser localizados en la Edad Media. Por un lado están las prostitutas que servían especialmente en las cortes, por el otro están las damas de compañía que cuidaban a las mujeres de la realeza.

Aquellas que ejercían la segunda de tales profesiones tenían un papel que hoy podría compararse con el de una asistente personal. Por lo general una noble sacaba a su dama de compañía de su entorno inmediato, razón por la cual era muy común que la acompañante fuese una noble a su vez, pero de menor rango.

En la pintura ‘Las meninas’ de Velázquez, la infanta Margarita aparece acompañada de sus dos damas de compañía (también conocidas como damas de honor) – Imagen: Wikipedia.-

Funciones de una escort en la actualidad

En la actualidad las escorts ofrecen un servicio de compañía pago, que puede incluir, aunque no obligatoriamente, favores sexuales; de hecho, las empresas de damas de compañía se encargan de saber exactamente cuáles son los servicios que un cliente requerirá de la escort a contratar, antes de asignarle una.

Por lo regular los hombres contratan los servicios de una escort para tenerlas como acompañantes en eventos sociales. El cliente puede querer fingir que se trata de su cita casual, de su novia, o incluso de su esposa.

Muchas personas acuden a una escort con la intención de mantener o incrementar su prestigio dentro de su grupo social; por esto, es posible conseguir acompañantes sofisticadas, entrenadas en el arte de la conversación y el entretenimiento.

Con los años, el mercado de esta profesión ha incrementado. En la actualidad también hay hombres que se dedican a ofrecer sus servicios como acompañantes.

Artículos recomendados

Animate a comentar esta entrada!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.