Esta creencia hace que, a la hora de crear un sitio web propio, se produzca una equivocación en la elección de la plataforma. Para evitar inconvenientes futuros, puedes optar por plataformas que permitan realizar ambos tipos de sitios web. WordPress es una de ellas.

La ventaja de esta plataforma radica en que, agregando plugins, puedes customizar el sitio según tu parecer. Puedes hacer un sitio web o un blog en simples pasos. Es importante que tengas en cuenta que, a la hora de contratar el servicio de almacenamiento web, elijas un plan de web hosting adecuado para las necesidades del sitio. No se utiliza el mismo servicio para un sitio web empresarial que contiene un catálogo, que para un blog donde se realizan reseñas de libros.

¿Cómo escoger?

Si estás por desarrollar un proyecto y no sabes bien si debes crear un blog o un sitio web, a continuación, te presentamos una guía para escoger según conveniencia.

#1 Define el objetivo del proyecto

Como mencionamos antes, el objetivo es el que determina qué tipo de sitio web se debe crear. Si el objetivo es compartir conocimientos, realizar reseñas, escribir cuentos o realizar alguna acción que implique sólo compartir contenido, lo más común es optar por un blog.

En cambio, si lo que deseas es tener presencia digital, el sitio web es la solución. Los sitios web, por lo general, tienen el objetivo de ser una “carta de presentación” de alguna empresa o persona que vende productos u ofrece servicios.

#2 Determina el contenido que deseas compartir

El contenido que se comparte en un sitio web, suele ser mucho más estático y perdurable. Esto quiere decir que no es un contenido que necesita constante actualización. De hecho, por lo general, sólo se producen cambios en el sitio cuando se necesita modificar algo a nivel institucional (como un catálogo, por ejemplo).

En el caso del blog, el contenido no sólo es más dinámico, sino que además es más actual. Los blogs suelen tratar temas de actualidad (por eso se ordenan por entradas, de la más reciente a la más antigua).

#3 Precisa la cantidad de tiempo que planeas dedicar en este proyecto

Como mencionamos antes, el sitio web tiene un contenido estático mientras que el blog posee contenido dinámico. Esto, necesariamente, influye en la cantidad de tiempo que vamos a dedicar a la web.

Si tienes un sitio web, lo más probable es que te demores al crearla. Sin embargo, mantenerla es mucho más sencillo dado que no debes actualizarla de forma constante. Las modificaciones se producen en pocas ocasiones y se relacionan directamente con los cambios a nivel empresa o negocio (variaciones en los precios, nuevas sucursales, novedades en los productos, etc.).

En el caso del blog, el tiempo de dedicación es mucho mayor dado que debe actualizarse de forma constante. Para que un blog tenga éxito, deben subirse entradas de forma periódica.

¿Cuáles son las características de cada uno?

Para que quede aún más claro, vamos a contarte cuáles son las características de cada uno. A la hora de elegir, te será mucho más sencillo si tienes claros los detalles.

Sitio Web

* El contenido es pasivo.

* Las actualizaciones suelen ser complicadas y requieren tiempo.

* Es la mejor opción si deseas incrementar tu presencia online.

* El lenguaje es mayormente formal.

* Suele incluir catálogos de productos o descripciones de servicios.

* Por lo general, no incluye la posibilidad de realizar comentarios.

Blog

* La creación es muy rápida dado que no requiere conocimiento técnico.

* El contenido se actualiza de forma constante.

* Requiere mayor tiempo de dedicación a largo plazo.

* Sus actualizaciones son sencillas dado que no involucran ninguna acción técnica.

* Es la mejor opción si quieres construir comunidades.

* Los comentarios son necesarios para fomentar la participación.

En resumen…

Después de esta pequeña guía, seguramente ya puedes distinguir las principales diferencias entre un blog y un sitio web. Lo más importante es que pienses en tu objetivo. Si tienes un negocio y quieres hacer una web institucional, debes optar por un sitio web “común”. En cambio, si lo que deseas es compartir contenido, realizar reseñas, publicar fotos, escribir cuentos, optar por un blog es la mejor decisión.

Ten en cuenta que, si realizas un sitio web, puedes añadir un blog. En cambio, no es tan sencillo hacer la acción inversa. Si, en un futuro, planeas ampliar el proyecto, sumando diversos apartados o temáticas, te sugerimos que crees una web y, dentro de ella, desarrolles tu blog.

Entonces, ¿ya decidiste entre crear un sitio web o hacer un blog?

Artículos recomendados

Animate a comentar esta entrada!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.